En The Climate Box hemos expandido las capacidades computacionales de nuestro Modelo Numérico, permitiéndonos realizar simulaciones en dominios mayores reduciendo los costes de tiempo en más de la mitad.

Estas mejoras resultan en un mayor entendimiento de los flujos de aire frio al simular regiones mayores con una resolución mayor. A su vez, se están incorporando y mejorando nuevas capacidades que trabajan con la rugosidad superficial y los efectos de radicación, buscando alcanzar de esta forma una mejor representación de la dinámica de una noche de heladas con mayor precisión.